Aplicaciones industriales seguras y certificadas en ROS: un nuevo horizonte para la robótica de servicios de la mano de Pilz

Como empresa pionera en automatización segura, Pilz introduce su programa de desarrollo de aplicaciones robóticas con el objetivo de acercar ROS a la industria. Este planteamiento permite explotar al máximo su gran flexibilidad y capacidad de innovación, con la garantía del cumplimiento de las normas de seguridad y certificaciones industriales. 

Se trata de una propuesta sólida y fiable que ofrece la posibilidad de ampliar el número de tareas susceptibles de ser automatizadas, en los sectores productivos en los que rendimiento y seguridad de personas y máquinas van de la mano, para entrar en la era de la digitalización de forma ambiciosa y planificada.

Según el marco normativo, no se puede definir un robot como equipo seguro o inseguro, sino que lo que se califica bajo estos conceptos es la aplicación. Por lo tanto, se debe apelar al robot cuando este y los elementos efectores se configuren como máquina, con su definición de límites y tareas, para luego verificar los peligros derivados de esta integración y de la interactuación hombre-máquina. De este análisis, y mediante la aplicación de normas armonizadas, se determinan los elementos o acciones de seguridad que protegerán a personas y máquinas que operen o coexistan con el robot, hasta alcanzar una certificación CE de confianza.

Este esquema de validación normalizado hace que la integración de la sensórica de seguridad con las librerías redactadas en ROS deba alcanzar niveles de prestación y fiabilidad muy elevados, siguiendo los más altos estándares de calidad. Pilz ofrece y facilita la introducción de ROS de forma segura en la industria como solución completa y certificada.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Sólo con insertar tu e-mail recibirás trimestralmente las últimas noticias del sector. 

X
NEWSLETTER