Aritex quiere colocarse como líder mundial del sector aeronáutico

El gigante chino del sector aeronáutico Avic ha adquirido la empresa catalana Aritex, con sede en Badalona y hasta ahora propiedad del grupo Comsa Emte, que cuenta con un plan de negocio con el que prevé triplicar su facturación hasta 2020, pasando de los 85 millones actuales a alrededor de 250 millones.

El responsable del negocio aeronáutico de Aritex, Cristóbal Calzado, ha explicado en una entrevista de Europa Press que Avic cuenta con los recursos suficientes para dar respuesta al plan de crecimiento de la compañía catalana y aportará una inyección de capital que le permitirá invertir en nueva tecnología.

Aritex se dedica al diseño, fabricación e instalación de líneas de producción y ensamblaje para fabricantes de aviones -área que supone el 70% de la facturación- y de automóviles -el 30% restante-, y el objetivo, según ha indicado Calzado, es posicionarse como líderes mundiales.

La compañía plantea crecer tanto a nivel orgánico como a través de adquisiciones, principalmente en Europa, para incorporar tecnología que permita complementar su oferta de productos.

Nuevos horizontes en China

Tras la compra por parte de Avic, Aritex pretende potenciar su negocio en China, principalmente en aeronáutica, pero también plantea entrar en el área de automoción, donde aún no tiene ningún cliente en el gigante asiático.

También estudia empezar a operar en el negocio ferroviario, básicamente en China, donde hay una carencia importante en los procesos de automatización industrial.

Fundada en 1961 como una empresa suministradora de medios industriales para el sector de la automoción, Aritex diversificó su actividad hacia el sector aeroespacial en 2011. Tiene una plantilla de 300 empleados y presencia en Europa, Asia, Estados Unidos y Latinoamérica.

En China cuenta con un centro productivo en Shanghai, desde donde trabaja para la compañía Commercial Aicraft Corporation of China (Comac), su segundo mayor cliente después de Airbus, y desde el año pasado también tiene contratos con Boing, para el que trabaja desde una filial en Seattle (Estados Unidos) inaugurada el año pasado.

Fuente: www.lavanguardia.com

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Introduce tu e-mail y recibe mensualmente las últimas noticias del sector. 

    X
    NEWSLETTER