“Algo está cambiando, y muy deprisa, en la adopción de la robótica social y dinámica”

SUMCAB
SUMCAB

Entrevista a Eduardo Gómez de Tostón, director general de Alisys

Eduardo Gomez Toston Alisys Entrevista Aer
Eduardo Gómez de Tostón, director general de Alisys

Eduardo Gómez acumula más de 25 años al frente de Alisys,  una empresa especializada en soluciones cloud, de inteligencia artificial, blockchain y robótica con sede central en Madrid. Gómez es ingeniero técnico superior industrial por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y tiene formación complementaria en energías renovables y medioambiente.

Dada su formación en energías renovables y medioambiente, ¿podría explicarnos cómo su compañía se posiciona, o bien promueve, estas dos áreas?

La actividad de Alisys se fundamenta en un uso intensivo de capital humano altamente cualificado para crear tecnología en forma de aplicaciones informáticas y en el consumo de la energía eléctrica de los ordenadores donde se ejecutan los servicios que creamos. Consideramos que es posible realizar una aportación real y tangible al mantenimiento de nuestro entorno que va más allá de declarar que usamos energía verde.

En Alisys rescatamos y ponemos en valor el concepto de minimización porque entendemos que no existe un kilovatio más verde que el que no se consume. Apostamos por la minimización del consumo de energía por parte de la plantilla en el ejercicio de su actividad, con políticas tales como el teletrabajo o la reducción de las reuniones presenciales, y la reducción del consumo de energía eléctrica mediante el uso de tecnologías eficientes, como la arquitectura de microservicios, con las que se consiguen ahorros de hasta el 80% respecto a enfoques más tradicionales.

Ofrecen soluciones en tecnologías de la industria 4.0 como la inteligencia artificial y la computación en la nube. ¿Cómo están integrando estas tecnologías en sus desarrollos robóticos?

Las soluciones de robótica social y dinámica en las que se centra Alisys requieren de robots con habilidades físicas y de herramientas informáticas para crear soluciones que atiendan a necesidades concretas. Pero además consideramos que, para explotar todas las capacidades de los robots, estos necesitan trabajar de forma coordinada, trabajar como un conjunto conectado con el resto de robots, con sistemas de información y, por supuesto, con las personas. En Alisys llevamos cuatro años desarrollando una plataforma en la nube de gestión de flotas de robots de distintos fabricantes que permita dotarlos de las capacidades de inteligencia artificial para interactuar con su entorno de una forma coordinada junto con otros robots heterogéneos, dispositivos IoT y drones.

Para este año tenemos prevista la materialización de algunos hitos como la puesta en producción de nuestra nueva infraestructura de soluciones basada en tecnología de microservicios y nubes privadas soberanas

Su compañía destaca en soluciones de robótica social, como el robot de atención domiciliaria Alberta. ¿Cuál cree que es el mayor reto en el desarrollo de este tipo de soluciones? ¿Cómo valora la acogida que está teniendo Alberta por el mercado, así como la importancia de la robótica social en un contexto de envejecimiento poblacional?

Sin duda, el mayor reto tecnológico con el que se enfrenta la robótica social en el ámbito de los cuidados es el de la capacidad de interacción, es decir, nos queda mucho trabajo por realizar para mejorar la capacidad que tienen los robots para comunicarse con las personas a las que tienen que atender y cuidar.

Alberta es un proyecto de solución robótica orientada a los cuidados que se construye sobre las siguientes premisas: solución de bajo coste, imprescindible si se desea una solución realista; elevada capacidad de interacción mediante el uso de inteligencia artificial generativa; solución fundamentada en el dato, para generar patrones de comportamiento que permitan preveer e identificar situaciones de alerta, y un sistema interconectado para la relación entre dispositivos, sensórica, plataformas y personas con elementos externos y con los profesionales de los cuidados que podrán amplificar y optimizar sus resultados.

En cuanto a su acogida, ha sido excelente, aunque todavía queda mucho por hacer para poder atender una necesidad social que sabemos que llegará más pronto que tarde.

Otro ejemplo de robótica social, también relacionada con el envejecimiento, es su participación en el proyecto TeCuidas. ¿Qué están logrando o quieren lograr con él?

El proyecto TeCuidas, enmarcado en el ámbito de la innovación social, aborda el envejecimiento activo de colectivos afectados por discapacidades tales como la deficiencia auditiva, trastornos del lenguaje, daños neurológicos, o trastorno del espectro autista. La iniciativa se centra en la implementación de soluciones tecnológicas avanzadas para disminuir el riesgo de exclusión social, prevenir la dependencia y fomentar la autonomía y participación social de los grupos objetivo. Para ello, se han definido tres pilares de investigación: (i) la incidencia del envejecimiento en estos grupos, (ii) los factores que favorecen la calidad de vida y (iii) las tecnologías disponibles para cuidados y terapias avanzadas. El fin es desarrollar sistemas de apoyo especializados y personalizados que respondan integralmente a los desafíos del envejecimiento de estos colectivos vulnerables.

Llevamos 4 años desarrollando una plataforma en la nube de gestión de flotas de robots de distintos fabricantes que permita dotarlos de las capacidades de IA para interactuar con su entorno de una forma coordinada con otros robots heterogéneos, dispositivos IoT y drones

También trabajan la robótica de servicio, que en España, durante 2022, creció más de un 20% según nuestro estudio interno. ¿Cuál está siendo su experiencia en este segmento de mercado con soluciones como Pepper? ¿Cree que existen barreras que limitan la adopción de robots en trabajos cara al público?

En Alisys llevamos trabajando con robótica social y robótica dinámica más de siete años y el principal obstáculo que nos hemos encontrado ha sido el desconocimiento por parte del mercado de las capacidades que estas tecnologías ofrecen, pero en los últimos meses, la aparición y rápida implantación de tecnologías como la inteligencia artificial generativa, junto con una mayor receptividad y conocimiento por parte de los clientes de este tipo de soluciones, están suponiendo lo que consideramos el punto de inflexión de esta nueva era de soluciones robóticas. Algo está cambiando, y muy deprisa.

El pasado mes de octubre anunciaron su alianza con el fabricante estadounidense especializado en robótica cuadrúpeda Ghost Robotics. ¿Qué persiguen con esta colaboración?

Nuestro objetivo es hacer de Alisys una referencia mundial en el desarrollo de soluciones de robótica de servicio. Ghost Robotics es líder global indiscutible en el diseño y fabricación de robots cuadrúpedos para entornos físicos complejos. Mediante este acuerdo, Alisys se convierte en el distribuidor exclusivo europeo de soluciones basadas en las plataformas robóticas Ghost.

Esta alianza incluye no solo la distribución en exclusiva de los robots Ghost en el territorio europeo, sino que también implica la creación de la tecnología adicional, payloads y aplicaciones, que serán necesarias para que estos robots puedan realizar sus tareas, así como un compromiso para la puesta en marcha de una pionera planta industrial para el ensamblaje y el mantenimiento de todos los robots que se comercialicen en Europa. Este acuerdo posiciona a Alisys y a España en la vanguardia mundial en soluciones de robótica dinámica cuadrúpeda.

Han realizado proyectos con clientes internacionales, desde Suecia hasta Colombia, en cuya capital tienen una oficina. ¿Por qué escogieron Bogotá? Por su experiencia, ¿detectan diferencias sustanciales en cuanto a la adopción de sus soluciones entre el mercado latinoamericano y el español?

En el año 2020 iniciamos un proceso de internacionalización en el que identificamos Latinoamérica, junto con África, como uno de los mercados con mayor potencial para comercializar nuestras soluciones. Elegimos Colombia para nuestra primera sede latinoamericana por ser un país con un mercado de gran tamaño y con gran sensibilidad e implantación tecnológica, por lo que lo consideramos la mejor opción para ser la plataforma base sobre la que extender nuestras soluciones al resto de países de su entorno.

Mas allá de las diferencias culturales, que marcan cómo se desarrollan las relaciones comerciales, no consideramos que existan diferencias sustanciales entre lo que nuestros clientes demandan en Latinoamérica y lo que se demanda en Europa, ya que todos necesitamos soluciones robustas, con funcionalidades adaptadas a nuestro negocio y a precios competitivos.

¿Qué previsiones u objetivos tienen para el recién estrenado 2024?

Hace ya tres años que en Alisys decidimos cambiar y nos marcamos como misión mejorar la vida de las personas empoderando a las organizaciones mediante tecnologías de la información, inteligencia artificial y robótica. Durante este tiempo, hemos recorrido un camino, no exento de dificultades, pero necesario, como preparación a lo que esperamos que sea el año 2024, que es la materialización del proyecto, mediante hitos como la puesta en producción de nuestra nueva infraestructura de soluciones basada en tecnología de microservicios y nubes privadas soberanas o la puesta en producción de la planta de desarrollo, ensamblaje y mantenimiento de robots cuadrúpedos. Para Alisys, el 2024 será el año en el que se empezarán a materializar en forma de resultados muchas ideas, muchos compromisos, mucho sacrificio, mucha ilusión y mucho trabajo.

¿Cómo valoran su experiencia como asociados de AER Automation?

Nuestra experiencia como asociados ha sido sumamente positiva y enriquecedora. Dentro de la asociación, hemos tenido la oportunidad de colaborar con líderes de la industria en el campo de la robótica, lo que nos ha permitido expandir nuestra red de contactos profesionales y mantenernos al día con las últimas tendencias y avances en el sector. Además, hemos visto reforzada nuestra visibilidad en el mercado, ayudándonos a abrir puertas a nuevas oportunidades comerciales. AER Automation es un motor clave para el crecimiento, la innovación y el éxito continuo de nuestra empresa dentro de este sector.

PILZ
PILZ
JAI24
SUMCAB
PILZ
JAI24