Wenglor mejora el rendimiento de su familia de sensores inductivos

banner 1

Los nuevos sensores inductivos ofrecen mejoras en la distancia de conmutación y el rendimiento

Presse Induktiverminiatursensor 2500x1660

Wenglor ha desarrollado un total de ocho nuevos sensores de las series I03 e I04 que aumentan la distancia de conmutación y presenta un rendimiento mejorado en diseño en miniatura.

Con carcasas compactas D3 y M4, los nuevos sensores de Wenglor están disponibles para detectar objetos metálicos en sistemas reducidos. Con un tamaño mínimo (no más grande que el tamaño de un alfiler), los sensores son robustos y cuentan con una carcasa de acero inoxidable V2A que demuestran sus puntos fuertes exactamente donde el espacio es más limitado.


Estos nuevos sensores, casi invisibles, detectan señales de conmutación precisas en lugares donde no hay espacio disponible para la instalación. Por otro lado, las distancias de conmutación aumentadas de hasta 1mm, la conexión de cable PUR y su alto grado de protección IP67, garantizan un alto rendimiento y una larga vida útil de los sensores. Los sensores de la serie I03 tienen un diámetro de solo tres milímetros (D3) y una carcasa lisa, mientras que la serie I04 tiene una rosca externa con un diámetro total de cuatro milímetros (M4). En ambas series, la carcasa tiene solo 22 milímetros de largo.

Ocho nuevos productos para ampliar el abanico de productos de Wenglor

La introducción de las series I03 e I04 amplía la cartera de productos de Wenglor para aumentar las distancias de conmutación con ocho nuevos sensores (cuatro por diseño). En total, actualmente la compañía cuenta con sensores en nueve formatos diferentes en esta gama, con cinco tipos de conexión y en 15 longitudes de carcasa diferentes.

“Con esta amplia gama de productos, podemos encontrar una solución adecuada para cada requisito especial. Gracias a los nuevos tipos, las soluciones ahora también están disponibles en áreas con muy poco espacio, donde todavía se requiere una señal de conmutación fiable”, asegura María Boos, directora de producto de Wenglor.

El pequeño tamaño permite una amplia gama de aplicaciones

Gracias a su tamaño pequeño y bajo peso, los sensores inductivos con distancias de conmutación aumentadas son ideales para la detección de la posición final de sistemas de pinza en la producción de alambres y cables, por ejemplo. Además, también se pueden montar enrasados en pinzas de robot en la industria del automóvil para detectar la apertura y el cierre de la pinza. Los sensores pequeños ofrecen un gran apoyo en la industria de la madera en clavadoras de paletas. El suministro continuo de clavos se puede controlar directamente en la unidad dispensadora. La supervisión de los ejes de transmisión en los sistemas de transporte de cadena en la industria del embalaje es también una de las ventajas clave de estos sensores.

Fondo BS
Fondo BS
Fondo BS
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest