Robótica Colaborativa

INDUSTRIA 4.0

La digitalización, la Industria 4.0 y la producción inteligente. El nombre varia a nivel internacional, pero la idea central sigue siendo la misma. Lo que plantea es nada menos que una transformación a largo plazo de nuestra percepción mundial de la producción industrial a través de la conexión sin fisuras de los mundos digitales y reales. Completa digitalización de procesos en red, innovadores modelos de negocio, nuevos procesos y materiales harán que sea posible la fabricación de productos de una manera mucho más flexible, eficiente en energía, ahorro de recursos y con un alto nivel de personalización.

El rápido avance de la robótica va a cambiar de forma permanente el mundo, así como Internet ya lo ha hecho. Hoy en día, los robots son un elemento clave de Industria 4.0, proporcionan respuestas, con nuevos métodos de producción, a las principales cuestiones de nuestros tiempos.

¿QUÉ ES UN ROBOT COLABORATIVO?

Los robots colaborativos están diseñados para realizar tareas en colaboración con los trabajadores humanos. La Federación Internacional de Robótica define dos tipos de robots colaborativos: 

  • Un primer grupo engloba a los robots diseñados para uso colaborativo que cumplen con la norma ISO 10218-1, que especifica los requisitos y las pautas para un diseño seguro, medidas de protección e información de uso.
  • Un segundo grupo engloba a los robots diseñados para uso colaborativo que no cumplen con la norma ISO 10218-1. Esto no implica que estos robots no sean seguros, ya que pueden seguir diferentes estándares de seguridad, por ejemplo, nacionales.
ROBOTICA COLABORATIVA

Los llamados “cobots”, están diseñados con una serie de características técnicas que garantizan la seguridad de un trabajador cuando entra en contacto directo con el robot, ya sea deliberadamente o por accidente. Estas características incluyen materiales ligeros, contornos redondeados y sensores en la base del robot o en las articulaciones que miden y controlan la fuerza y la velocidad y se aseguran de que no se excedan los umbrales definidos en caso de que se produzca el contacto.

COLABORACIÓN HUMANO-ROBOT

Lejos de reemplazar a los trabajadores humanos, los robots mejoran su productividad, liberándoles de tareas monótonas y repetitivas y permitiéndoles centrarse en trabajos más complejos o finalizar la tarea en colaboración con el robot en un espacio compartido. Los trabajadores se muestran más dispuestos a aceptar la introducción de un robot colaborativo en su entorno de trabajo porque los ven como herramientas que les ayudan y hacen su trabajo más fácil y no como una tecnología que les vaya a sustituir. Es como trabajar “con un compañero”, con posibilidades ilimitadas.

En un entorno colaborativo, una persona aporta destreza, flexibilidad y la capacidad de resolver problemas, mientras que un robot colaborativo ofrece fuerza, resistencia y precisión en la realización de la tarea en cuestión.

Actualmente las aplicaciones colaborativas más comunes son los espacios de trabajo compartidos, pero se producen otras situaciones: 

 

BENEFICIOS QUE APORTA LA ROBÓTICA COLABORATIVA

Los robots colaborativos proporcionan un acceso económico a la automatización industrial. Permiten automatizar partes de una línea de producción con cambios mínimos respecto al resto de la línea proporcionando a las pymes, que no están automatizadas, la opción de poder adoptar estas tecnologías. Esto significa el acceso a un mercado que supone el 99% del tejido industrial español y donde los robots industriales tradicionales no han podido penetrar. 

Para empresas como los fabricantes de automóviles que ya han automatizado su producción, la robótica colaborativa ofrece la oportunidad de dar apoyo a los trabajadores humanos completando las tareas de montaje final que a menudo provocan lesiones de espalda. 

La programación de los “cobots” cada vez es más sencilla e intuitiva y ofrecen la máxima flexibilidad para que el robot ejecute una función diferente a la anterior. Son ligeros y se pueden mover fácilmente por la fábrica. 

TENDENCIAS FUTURAS EN ROBÓTICA COLABORATIVA

El mercado de la robótica colaborativa aún se encuentra en una fase inicial con una alta proyección de futuro. Los usuarios finales y los integradores de sistemas todavía están ganando experiencia en el diseño e implementación de aplicaciones colaborativas. Los avances tecnológicos en cuanto a sensores y pinzas son prometedores para ampliar la gama de acciones que puede realizar el robot. La programación avanza para ser cada vez más intuitiva, no solo para los cobots, sino tambíen para los robots industriales tradicionales. 

Vea aquí los case studies de la Federación Internacional de Robótica. 

UN CRECIMIENTO SIN PRECEDENTES

De acuerdo con la información publicada por el portal MarketsandMarkets, estamos ante un mercado de 710 millones de dólares que evolucionará hasta superar los 12.303 millones en 2025, lo que implica una tasa de crecimiento anual compuesto del 50,31%. Bajo estas cifras se engloban todos los robots colaborativos tanto por capacidad de carga útil (hasta 5 kg. entre 5 y 10 kg, por encima de 10 kg), por sectores (automovilístico, electrónico, metal, plástico y caucho, alimentos y bebidas o salud), aplicaciones y geografías. 

Según los analistas, este gran crecimiento responde a la alta tasa de retorno de inversión y al bajo precio de los robots colaborativos, lo cual da como resultado la gran adopción de robots por parte de las pymes, el aumento de las inversiones en automatización para respaldar la evolución de la Industria 4.0, la mejora de la interfaz hombre-máquina (HMI) y el aumento de la capacidad de la IA para imitar el comportamiento humano. 

Por casos de uso, la aplicación “pick and place” representa la mayor parte del mercado mundial de robots colaborativos. Sin embargo, los analistas creen que las aplicaciones de ensamblaje crecerán al ritmo más alto en los próximos años

Fuente: Propia, IFR y MarketsandMarkets