Nagami y ABB: robótica e impresión 3D para una producción flexible y sostenible en el sector de la arquitectura y el diseño

La impresión robotizada posibilita fabricar piezas con geometrías extraordinariamente complejas gracias a sus características más flexibles, versátiles y sostenibles que los modelos de producción convencionales. La unión de la robótica de ABB con la impresión 3D de Nagami, una marca con sede en Ávila de diseño, arquitectura e interiorismo impulsados por la tecnología, protagonizan el siguiente caso de éxito.

Una máquina para crear cualquier objeto, con infinitas posibilidades formales, construido de la nada en cualquier momento, desde tu propia casa. Esa fue la premisa inicial con la que comenzaron en 2016 Manuel Jiménez García, Miguel Ángel Jiménez García e Ignacio Viguera Ochoa, fundadores y líderes de Nagami. Partiendo de su formación en arquitectura y diseño, los tres creadores de la compañía, que en aquel entonces eran tan solo compañeros de piso y apasionados de la tecnología, iniciaron sus investigaciones con un pequeño robot en una minúscula nave ubicada en Ávila, totalmente inmersos en explorar y demostrar las posibilidades de la implementación de impresión robotizada como un nuevo modelo de fabricación que permitiese cambiar la manera en que producimos, distribuimos y consumimos.

Las limitaciones de la impresión 3D en aquel entonces eran evidentes. Sin embargo, esta pequeña tecnología compacta sirvió para desarrollar uno de sus primeros y más famosos prototipos de la compañía: la Voxel Chair V1.0. Combinando conocimiento estructural, tecnológico y una estética exquisita, el modelo -actualmente exhibido en las exposiciones permanentes del Centro Pompidou en París y en el Museo de Arte de Filadelfia-, sirvió para demostrar que las posibilidades de la impresión 3D son infinitas.

La impresión 3D en arquitectura y diseño

La impresión robotizada posibilita una serie de formas inconcebibles anteriormente, objetos de extrema complejidad y unos barómetros de adaptabilidad difícil de conseguir bajo métodos convencionales. Nagami ha ido creciendo a lo largo de todos estos años y variando el enfoque de sus proyectos gracias también a los avances del desarrollo tecnológico.

Actualmente, el equipo se enfoca en idear, diseñar y producir todo tipo de conceptualizaciones posibles a mediana y gran escala, tanto en el sector de la arquitectura e interiorismo, como mobiliario y arte, todo ello a través de impresión 3D con materiales reciclados. Gracias a la automatización de sus procesos de fabricación, Nagami se ha consolidado como compañía de impresión 3D pionera en sostenibilidad para el sector de la arquitectura y el diseño.

Nagami Ecoalf Photo By Nagami Ver

Proceso de impresión en la planta de producción de Nagami. Fotografía cortesía de Nagami

Nagami Ecoalf Photo By Alfonso Quiroga

Espacio en Las Rozas Village de Ecoalf con un diseño de Nagami que evoca el deshielo de los polos. Fotografía de Alfonso Quiroga

Gracias a la automatización de sus procesos de fabricación, Nagami se ha consolidado como compañía de impresión 3D pionera en sostenibilidad para el sector de la arquitectura y el diseño. Su planta ha pasado de 5 a 21 robots y su plantilla de trabajadores ha aumentado de 16 a 40 profesionales en los últimos 9 meses

¿Y cómo funciona?

Cada robot combina la robótica y el software de ABB con herramientas y extrusores para termoplásticos desarrollados por Nagami. A su vez, esta combinación se programa mediante un software de diseño computacional que es también desarrollo interno de la propia compañía. Desde un ordenador, el equipo de diseño computacional crea cada pieza (bien compacta o por secciones, dependiendo de las dimensiones del proyecto) y estas se envían a imprimir a los robots bajo parámetros muy específicos. Una vez impresas las piezas, el equipo especialista de taller se encarga de matizar los acabados finales, así como ensamblajes y el propio montaje.

La pandemia de la COVID 19 hizo evidente la necesidad urgente de un mundo con procesos de fabricación más ágiles y adaptables. Aunque este cambio surgió en una situación de emergencia, demostró el potencial de la robotización para acceder a un mercado real y tener un papel que desempeñar en la alteración de la cadena de producción existente.

La compañía ya había realizado colaboraciones con estudios de arquitectura de éxito internacional como Zaha Hadid Architects o Ross Lovegrove, o marcas como Audi o Dior. Sin embargo, este contexto desfavorable, destapó y aceleró una nueva forma de entender la importancia de la sostenibilidad y, en definitiva, utilizar una máquina de impresión 3D. Esta aceleración por la búsqueda de alternativas de creación y producción más sustentables que poder implementar se ha traducido en un crecimiento exponencial enorme para Nagami.

Una tecnología tremendamente versátil, un modelo de negocio basado en la sostenibilidad, y un equipo de profesionales de diversas disciplinas trabajan cada día para dar vida a proyectos indiscutiblemente impactantes que cambian incluso nuestra manera de pensar y entender el mundo.

Cuidando de cada detalle, aprovechan al máximo la posibilidad de esta tecnología con unas características más flexibles, más versátiles y sostenibles que los modelos de producción convencionales. Para la compañía, la impresión 3D supone contar con una tecnología increíblemente compacta que no solo acerca a productores y consumidores, sino que además contribuye a la reducción drástica de la huella de carbono. Al convertir plásticos desechables en una fuente de materia prima a través del reciclaje, Nagami eleva las posibilidades de esta tecnología y consigue crear un modelo de producción sin precedentes.

Nuevos horizontes

La relación de Nagami con ABB lleva años gestándose, desde su primer robot de segunda mano en 2016, cuando se buscó una marca de robots que pudiera responder a la exigente demanda de precisión y capacidad de procesamiento de la impresión 3D. Sin embargo, es ahora, en 2023, cuando la empresa y ABB han unido fuerzas para la ampliación de su planta de producción e instalaciones, implementando 15 nuevos robots del modelo IRB 6700-150/3.20 Absolute Accuracy. Gracias a una serie de nuevos proyectos que albergan un futuro prometedor a toda la compañía, Nagami se ha enfrentado al desafío de elevar la producción personalizada a una producción en masa en el último año.

Este crecimiento exponencial ha traído consigo una ampliación de sus instalaciones considerable, pasando de una planta de 5 robots a 21, todos bajo la tecnología especializada de ABB. El éxito es tal, que la compañía ha aumentado su plantilla de trabajadores de 16 a 40 profesionales en los últimos 9 meses, y continúan febrilmente acercándose a construir unas infraestructuras sólidas cada día con recursos más sostenibles.

En los últimos tres meses, se han instalado un total de 220 placas solares con capacidad de generar 100kw, creando un circuito de fabricación mucho más eficiente y sustentable. Gracias a la robótica de ABB, Nagami lleva la impresión 3D a buenos horizontes y escala, y sigue proyectando un futuro prometedor para el sector de la tecnología, el diseño y la sostenibilidad tanto en el ámbito nacional como internacional.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Introduce tu e-mail y recibe mensualmente las últimas noticias del sector. Consulta tu bandeja de entrada, y revisa la de SPAM; debes confirmar tu suscripción en el correo recibido para poder empezar a recibir nuestra NEWSLETTER

    X
    NEWSLETTER